Posteado por: webmacc | noviembre 18, 2009

El pirateo y mis 6 céntimos. Un añito parado

Los piratas somalíes, el Partido Pirata escandinavo, las radios piratas de Jimenez Losantos, las leyes anti-piratería, …

Aunque no lo parezca, seguimos viviendo en el año 2009. Si un “criogenizado” (o cómo se diga) Long John Silver se despertase mañana y leyese la prensa, sus dificultades de adaptación a la nueva era no serían muy grandes, ya que la piratería está a la orden del día; a lo sumo tendría que bajarse el eMule y… a funcionar!.

Como es lógico, hoy los piratas más mediáticos son los somalíes, que han visto engordar sus cuentas corrientes, gracias a un pesquero español que, un buen día, decidió abandonar el perímetro de seguridad que garantizaba la operación militar europea Atalanta, y cayó en las peligrosas redes (¡qué paradoja!) de los piratas somalíes.

Desde el día 1 del secuestro, todos sabíamos que lo lógico era pagar alguna cantidad por el rescate; ya que el cinematográfico argumento de “EEUU no negocia con terroristas” no funciona si en el barco secuestrado no se encuentra el Chuck Norris de turno, o algún presidente yankee de esos que saben usar armamento y pilotar aviones, ambas figuras inexistentes en nuestro panorama nacional (ya que Aznar, que encaja en ambos papeles, perdió las elecciones de 2004 por mentir descaradamente a los españoles…¿o fue Rajoy?).

Afortunadamente todo ha acabado bien, se ha pagado, como ya sabíamos, y desde el lado triste se criticará este pago; pero eso es lo de menos: también se hubiese criticado la acción militar, o cualquier otra, con la diferencia de que de ésta manera todos los tripulantes regresan sanos y salvos a sus casas.

La decisión de salir de la zona de seguridad militar que tomó el capitán, o el armador, o quién coño la tomase desde el Alakrana ha desencadenado todo este lío, y ha costado a cada español 0,06 € (aprox.).

Yo por mi parte lo pago encantado, pero que quede claro de quién es la culpa, y quién se tiene que callar.

 

Hoy hace 1 año que soy un parado. Lo he dedicado a estudiar principalmente, ya que no pude hacerlo antes de trabajar, y el haber desempeñado una actividad productiva durante 6 años, habiendo cotizado a la Seguridad Social por mis retribuciones, sumado a la indemnización por despido que en nuestro pais protege a los trabajadores, me ha permitido hacerlo.

En un país con más facilidades para el despido, un sistema de prestaciones peor o inexistente, o un mercado de trabajo excesivamente flexible, no hubiese podido retomar mi carrera en una coyuntura económica negativa, y ofrecer un trabajador más preparado al mercado al acabar este ciclo bajista, y por eso me alegro de que se haya garantizado el bienestar social durante esta crisis, y se vaya a superar sin recurrir a dañar a los más debiles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: