Posteado por: webmacc | noviembre 24, 2009

Homonimia intervariante

Utilizaré las primeras líneas para matizar las siguientes, habida cuenta de que en la actualidad, hasta el nazi más descendiente de meretriz, con todos mis respetos a su madre, es capaz de enarbolar la corrección política para llamarme racista, xenófobo o cualquiera de los adjetivos que no pretendo merecer tras la lectura inteligente de las mismas: Opino que el afán de lucro de las empresas hace que desprecien la importancia de las diferencias dialécticas en sus relaciones con el cliente, lo que demuestra la falta de escrúpulos de las unidades de toma de decisiones de dichas compañías.

Seguro que no es la primera vez que llaman a un servicio de atención al cliente de cualquier respetable empresa suministradora de servicios (telefonía, internet, banca, tv digital, tarjetas, etc…) y les atiende la dulce voz de Evelyn Jennifer o Rodrigo Mauro, con su inconfundible y agradable acento, originario de cualquiera de los países del mundo con los que compartimos idioma, aunque sea más en teoría que en la práctica.

Esta circunstancia, derivada, en unos casos, de la externalización del servicio de atención al cliente a algún país latinoamericano donde los costes laborales son mucho menores, y en otros de la contratación en España de trabajadores inmigrantes que, en general y debido a varias razones, también presentan un coste relativo menor que el de contratar a nativos españoles, tiene entre sus consecuencias, además del innegable enriquecimiento de la compañía de turno, la aparición de algunos fenómenos lingüísticos a los que tendremos que acostumbrarnos, que presentaré con algunos ejemplos:

1. Si al llamar al servicio de averías usted menciona que “ha COGIDO el teléfono y no le funciona”, y al otro lado se oyen risas del operador de atención al cliente, acaba de tomar contacto con la Homonimia Intervariante, y casi seguro que su interlocutor procede de Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Cuba, Perú o México; países donde un verbo tan inofensivo en nuestras latitudes adquiere significados algo más comprometidos. Se habla de Homonimia Intervariante cuando dos palabras se escriben exáctamente igual, pero sus significados difieren ampliamente según la variante nacional del Español en la que nos hayamos formado. Esto no ayuda a resolver mi problema con el teléfono

2. Si llama para consultar cuándo llegará su router wifi para poder usar su nueva adsl de tropecientos megas, y la operadora le indica que “SEGURAMENTE llegará esta semana”, borre esa sonrisa de su cara, porque si dicha operadora nació y estudió en Guatemala, la Antonimia Intervariante le va a jugar a usted una mala pasada, pues quiere decir que es muy improbable que llegue esta semana. Es fácil adivinar que esto sucede cuando la misma palabra tiene un significado diametralmente opuesto según la variante del Español. Esto me cabrea bastante porque pretendía ver el partido del domingo en Rojadirecta.com.

3. Si le llaman de alguna compañía de seguros para ofrecerle un seguro para su CARRO, no se vaya a creer que el hecho de que Carrefour esté retirando las bolsas de plástico ha hecho a las aseguradoras inventar el seguro para el carrito de la compra, muy probablemente se trate de una llamada procedente de cualquier país iberoamericano refiriéndose a su coche, y acabamos de conocer a la Sinonimia Intervariante, donde una palabra habitual a la que le damos en España un significado no se utilizaría para definir el mismo concepto.  Esto no es muy grave, pero me apetecía poner tres ejemplos 😉

Como se podrá observar, hoy he intentado hablar con una empresa de servicios, y me ha resultado difícil llegar a entenderme con el operador, y tras pensar un rato me he decidido a desahogarme aquí, ya que el hombre no tiene la culpa, sino la empresa española de servicios que contrató a otra en Tegucigalpa para que le hiciese el telemarketing por VoIP en España pasando de dar una formación de 12 o  15 horas sobre diferencias semánticas y dialécticas entre las variantes nacionales del Español o Castellano.

La globalización es lo que tiene. Nos toman por azonzados, candelejones ,tilingos, cojudos, tarugos, aparupados,
telenques, tetos,timpacos, tulpacas, boludos, tilengos, bedoyas, bolsones, tembos, tórtolos, achonados, bagres, bembos,apantallados, tiliches, ¿o TONTOS?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: